Chuletas de ternera cuanto florero

¿Puede ser un poco más sabroso en nuestra casa que una chuleta de cerdo fresca, liviana y que come frita, picada y ligeramente magullada? Para que la chuleta de cerdo sea una estructura ideal, quiere ser triturada adecuadamente, lo suficiente como para que la carne se defienda tierna, y después de freír tierna, y además no tanto que la chuleta no esté demasiado alta, de lo contrario se gastará en jugosidad. Aún en el éxito de las chuletas de res, necesitamos cortar el cuerpo en rodajas de grosor apropiado y luego aplastarlas con un machacador de carne para lograr el grosor y la forma correctos.

Por supuesto, cuando se trituran las chuletas una vez a la semana, además de carne de cerdo fresca y suave, solo necesitamos un machacador corporal regular, en el que podamos verificar la calidad de las chuletas. Y con un mayor número de chuletas, por ejemplo, para una familia de 10, o si nos gusta comer una cena tradicional con chuletas todos los días, o si usamos un cuerpo de calidad ligeramente inferior, como un cuello de cerdo o un omóplato, necesitaremos un picador eléctrico casero.

Este dispositivo también se utilizará al preparar chuletas en servicios de catering en masa o para necesidades de producción. Entonces es imposible machacar las chuletas a mano, porque puede quitarlas rápidamente, además, el machacador corporal como herramienta impulsada por la fuerza muscular no romperá la carne en el mismo grosor de chuletas que la picadora.

Por lo tanto, si queremos dividir la carne en chuletas con frecuencia, en innumerables o de carne dura, ahorremos grupos e invirtamos en un dispositivo específico. Una picadora conectada a la electricidad suele ser útil: simplemente inserte un trozo de carne del grosor correcto con un orificio, mientras que en otro orificio saldrá una rebanada de carne lista y completamente triturada en todos los grosores. Si él quiere que tengamos todos nuestros filetes rotos de manera uniforme, fácil y voluntaria, entonces no tiene una mejor producción cuando solo se corta para uso doméstico o industrial. Contrariamente a las apariencias, un gasto tan grande no está presente: los amantes de las cenas caseras tradicionales ciertamente apreciarán la posibilidad de partir la carne en chuletas con un dispositivo conveniente, fácil de usar, limpio y no demasiado caro cuando parezca.